Sistema CONUCO

 

El Sistema de información comunal de semillas locales, campesinas y afrodescendientes “Sistema CONUCO” es impulsado desde un espacio de trabajo transdisciplinario, colaborativo y dinámico en el que participan distintas organizaciones, colectivos y personas con el objeto de impulsar la producción, mejoramiento, intercambio y recuperación de nuestras semillas de forma libre.

 

Muchos de los aprendizajes y acciones de este equipo de trabajo vienen desarrollándose desde hace 6 años, a partir de la campaña Venezuela Libre de Transgénicos y la red Semillas del pueblo.

 

Este nuevo esfuerzo busca dinamizar las formas colectivas de trabajo y apostar por un modelo económico autogestionario que contribuya con la liberación de nuestra agricultura de la dependencia de las divisas, promoviendo la organización desde el ejercicio económico concreto y tejiendo redes que vayan avanzando hacia el horizonte de la soberanía y justicia alimentaria.

 

Desde este espacio reconocemos las semillas y sus conocimientos asociados como un aporte invaluable de las comunidades agricultoras de nuestro país, que han recreado históricamente esta agrobiodiversidad como elemento fundamental de la soberanía alimentaria, por ello impulsamos la implementación de la ley de semillas venezolana, un logro del movimiento popular venezolano después de una larga lucha jurídica de tres años contra el agronegocio y sancionada en el año 2015.

¡TENEMOS LEY!

¿Cómo desarrollamos el sistema?

Esta iniciativa surge de un grupo de trabajo en el que colaboramos investigadores, militantes, semilleristas, programadores y diseñadores para  implementar este mecanismo que plantea la ley de semillas. Para ello realizamos un proceso de diseño del sistema que permitiera incluir la diversidad de actores y espacios de acción vinculados a la producción y conservación de las semillas campesinas, indígenas y afrodescendientes. Probamos con algunas experiencias concretas los instrumentos que permiten manejar la información que circulará en el sistema para ajustarlos y validarlos. Este proceso contó además con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburg.

¿Cómo puedes participar en este sistema?

A través de esta plataforma virtual te invitamos a formar parte de una red semillerista que comparte conocimientos, prácticas y procesos de trabajo vinculados a la producción, conservación, intercambio y comercialización de semillas bajo el principio de “semillas libres” y a la que te puedes incorporar a través de distintas modalidades de participación y en diversos ejes de trabajo.

¿Quiénes participamos?

 

Maestr@s semilleristas: un o una agricultora que posee amplia experiencia en el mejoramiento, multiplicación y conservación de semillas que utilice técnicas campesinas e innovaciones para su obtención.

 

Agricultores semilleristas: un o una agricultora que desarrolla procesos de mejoramiento, multiplicación y conservación de semillas pero no posee amplia trayectoria ni tiene reconocimiento por la comunidad

 

Núcleos semilleristas: colectivos, comunidades, cooperativas, redes en las que se asocian varixs agricultores para mejorar, multiplicar y/o conservar semillas.

 

Centros de Resguardo: espacios comunitarios en los cuales se albergan las semillas con el fin de promover la conservación de la agrobiodiversidad local, el resguardo y la disponibilidad de esta semilla para los procesos productivos locales, la protección, resguardo y divulgación de los saberes, conocimientos, prácticas y creencias asociados a estas semillas.

 

Colaboradores: colectivos, instituciones o personas que contribuyen con la creación y consolidación de los procesos llevados a cabo por estas comunidades semilleristas y el Sistema Conuco.

 

Público General: Cualquier usuario o usuaria que acceda a este portal web y desee obtener información o contacto con las experiencias que aquí son compartidas.

 

Ejes de trabajo del sistema:

  • Producción, intercambio  y conservación de semillas y otros asociados.
  • Conocimiento libre, investigación e innovación.
  • Organización, alianzas y movilización.
  • Sistematización y comunicación.

 

Modalidades de participación:

 

  • Maestr@s semilleristas: agricultor(a) que posee amplia experiencia en el mejoramiento, multiplicación y conservación de semillas que utilice técnicas campesinas e innovaciones para su obtención. Es común que estos(as) agricultores(as) tengan reconocimiento de su práctica semillera por la comunidad de la cual son parte.

 

  • Agricultores(as) semilleristas: agricultor(a) que desarrolla procesos de mejoramiento, multiplicación y conservación de semillas.

 

  • Núcleos semilleristas: colectivos, comunidades, cooperativas, redes en las que se asocian varios(as) agricultores(as) para mejorar, multiplicar y/o conservar semillas.

 

  • Centros de Resguardo y Conservación de semillas: espacios comunitarios en los cuales se albergan las semillas con el fin de promover la conservación de la agrobiodiversidad local, el resguardo y la disponibilidad de esta semilla para los procesos productivos locales, la protección, resguardo y divulgación de los saberes, conocimientos, prácticas y creencias asociados a estas semillas.

 

  • Colaboradores(as) colectivos, instituciones o personas que contribuyen con la creación y consolidación de los procesos llevados a cabo por estas comunidades semilleristas y el Sistema Conuco.

 

  • Público en general: usuario(a) que acceda a este portal web y desee obtener información o contacto con las experiencias que aquí son compartidas.

¿Qué son las semillas libres?

 

Las semillas libres son las que son protegidas bajo licencias para uso libre que permiten resguardar los sistemas de conocimiento tradicional e innovador vinculados al mejoramiento, manejo, producción y circulación de la semilla, para que puedan ser utilizadas, estudiadas, compartidas y mejoradas libremente, y que estas mejoras también sean libres de usar, estudiar, compartir y mejorar. El otorgamiento de estas licencias obedecen a los principios siguientes:

1. Principio de uso: el usuario de una semilla libre tiene el derecho de aprovecharla de cualquier forma que considere apropiada, siempre en el marco de esta ley.
2. Principio de saber: el usuario de una semilla libre tiene el derecho de conocer el origen de la especie y variedad, así como de los usos que otros hagan de ella en el proceso de prestarle algún servicio a este usuario.
3. Principio de elaboración: el usuario de una semilla libre tiene derecho a mejorar la variedad de cualquier forma que considere pertinente, siempre que no constituya un riesgo para la salud pública y para la diversidad biológica.
4. Principio de supremacía del bien común: esta licencia establece la prohibición de cobro de regalías sobre el uso de la semilla.
5. Derecho de mejoramiento para semillas libres: quien quiera mejorar una semilla libre, tiene el deber de explicar la mejora y las consecuencias que pueda generar dicha mejora para la comunidad

 

Las semillas para uso libre pueden ser protegidas a través de una marca colectiva. Desde el Sistema Conuco promovemos la creación de una Red de Marcas Colectiva para Semillas Libres y podemos acompañarte en una ruta para la creación de una marca común.